Segundo trimestre

Semana

Su carita va cambiando debido a que los músculos que la forman están más desarrollados y su cabeza por primera vez también se mueve. Se perfeccionan sus órganos de los sentidos.

A pesar de que sus piernas aún están en etapa de crecimiento, pues son muy cortas respecto a su cuerpo, sus brazos ya están alcanzando su medida justa. Pesa casi 30 gramos y puede estar entre los 8,5 y los 10 centímetros.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

 

CAMBIOS EN TU CUERPO

Como las estructuras básicas de la mayoría de los órganos de tu bebé ya están formadas, de aquí en adelante comenzarán a crecer adecuadamente. El ritmo cardíaco cada vez será más claro y nítido.

Los cambios hormonales que conllevan tu estado de embarazo hacen que esta semana especialmente, te des cuenta de que el sudor y la secreción vaginal y la saliva, aumenten. Esto te indicará que debes poner más cuidado a tu dieta, adicionándole mucho más líquido para hidratarte y también mucha atención a tu higiene, para estar siempre fresca y evitar infecciones.

Entre esta decimocuarta semana y la vigésima, tu médico te solicitará además de la ecografía, análisis de sangre y un examen especializado llamado Análisis de Múltiple Marcador, recomendado para medir cromosomas en el feto. Esto te dará la tranquilidad de que todo va bien con tu bebé. Si quieres saber más o si tu médico lo considera necesario, por esta época te pueden realizar una prueba diagnóstica invasiva, llamada amniocentesis, que consiste en extraer líquido amniótico para analizar el desarrollo del bebé. Sobre esta prueba que puede presentar riesgos, es mejor hablar claramente con tu médico y con tu pareja.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

14

 

Como sus músculos están en continuo desarrollo, le permiten al bebé a partir de esta semana de gestación realizar muchos más movimientos con su cabeza, sus brazos y sus piernas.

Complementando sus movimientos, en esta etapa de crecimiento, los rasgos del bebé están siendo cada vez más definidos, los párpados aún cubren sus ojos, el vello que va naciendo en su cabeza, en sus cejas y en sus párpados, continúa apareciendo y su cuello está más alargado permitiendo que su cabeza esté menos doblada hacia adelante. Además, empieza a ejercitar sus pulmones, respirando el líquido amniótico en el que flota y comienza a desarrollarse su sentido del gusto, percibiendo según algunos científicos, los sabores de lo que come mamá.

¡Tu bebé está cerca de los 11 centímetros y de los 50 gramos! 

IMPORTANTE:
Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

No dejes tu vida sexual ahora que sientes que te estás "engordando". Aunque muchas mujeres en estado de embarazo prefieren no tenerlo, si lo sigues incluyendo en tus días de gestación, se considera que si la madre está feliz y tranquila, ¡es positivo también para el bebé!

Tus hormonas siguen descontrolando un poco tu ánimo, tu concentración, tu atención. No dejes que te angustie alguna de estas situaciones, recuerda que es normal debido al cambio hormonal. Y si aún no has comenzado a hacer ejercicio, este trimestre de embarazo es ideal para comenzar: prueba con la natación que es muy recomendable en tu estado y también con el yoga que sirve para que te prepares para el momento del parto.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

15

 

Su esqueleto continúa formándose, y aunque su tamaño puede ser muy similar a la semana 15, su peso ya llega a los 80 gramos. Su apariencia muestra una cabeza más proporcional a su cuerpo. Sus huesos son cada vez más fuertes y sus extremidades y dedos tienen más movimientos. Además, el sentido del tacto va aumentando y el cerebro interviene más en el manejo de sus expresiones y movimientos, es decir, estos van siendo menos reflejos. Sus ojos aún están completamente sellados y les falta un poco para llegar a su sitio, pero ya puede apreciar la luz del exterior. Cada vez tiene más expresiones en su carita.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

Esta semana es clave para hacerte una ecografía y algunos exámenes diagnósticos. En la primera, si la posición de tu bebé lo permite, podrás ver qué sexo tiene!! ¡Una emocionante  noticia! Y en la segunda, además de ir controlando la salud de tu bebé, podrás prevenirte de posibles infecciones, ya que el aumento del tamaño del útero comienza a presionar la vejiga y produce cambios en la orina. Como estas infecciones son asintomáticas, es mejor no bajar la guardia y estar siempre asesorada con tu médico. 

¡Tu estómago finalmente está creciendo! ¡Comienza a ganar protagonismo! Puedes percibir desde el pubis al ombligo, cómo tu útero ha crecido y si presionas, tu bebé sentirá esta presión gracias a que ya comienza a interactuar con su medio ambiente y con el exterior.

Será más fácil comenzar a identificar sus pataleos y giros, si has tenido un embarazo previo. Es probablemente más claro para las mamás experimentadas, pero si es tu primer embarazo, debes ir poniendo atención a variadas sensaciones como, por ejemplo, que tu estómago "palpite" o que sientas como sí tuvieras peces o mariposas en tu estómago... ¡Es tu bebé que se está moviendo!

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

16

 

¡Qué velocidad lleva su corazón en esta semana! Pues va al doble del ritmo del corazón de un adulto: ¡150 palpitaciones por minuto aproximadamente! Su cerebro ya controla el corazón y es normal que vaya tan rápido. En sus pestañas, cejas y en el fino pelo de su cabeza se va percibiendo una clara pigmentación. Escucha más sonidos externos y como en la semana 16, posiblemente, ya conociste su sexo, ¡ puedes comenzar a llamarlo por su propio nombre!

En esta semana ya puede estar cerca de los 140 gramos y medir un poco más de 15 centímetros. Además de la orina que ya producen sus riñones, el hígado comienza a producir bilis.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

En esta semana 17 de embarazo, tu bebé acumula más grasa que protege su cuerpo y que aunque mes a mes va disminuyendo, es la que le va a dar ese lindo aspecto de piel de durazno cuando nazca. La placenta está creciendo a la par con tu bebé que continuamente va exigiendo más nutrientes y más oxígeno que esta le proporciona. Dependiendo del tamaño del bebé y de tu propio proceso de gestación, desde la semana 16 a la 17 puedes estar experimentando las nuevas sensaciones que te darán los movimientos de tu bebé; además, con ultrasonido podrás verlo en acción!!

Sigues ganando peso, tus pechos son más grandes y tus cambios hormonales te exigen estar pendiente de aspectos como el de tus encías, que pueden comenzar a inflamarse y a tener más sensibilidad.

Este momento es considerado por mucho médicos como crucial para realizar el Triple Screening o análisis de múltiple marcador.Esta se trata de una prueba que muestra las probabilidades que tiene el bebé de presentar un problema en su desarrollo. Aunque esta prueba no da un diagnóstico definitivo sí suministra información valiosa que deberá confirmarse y ampliarse en una prueba diagnóstica más profunda y probablemente de carácter invasivo. No te preocupes por estas pruebas, habla con claridad con tu médico, pues su información clara y oportuna te tranquilizará.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

17

 

¡Pataleos, bostezos, hipo y gestos son más fuertes! Y tu bebé ya alcanza alrededor de los 150 gramos y mide aproximadamente 16 centímetros.

Sus ojos aún no los abre, pero como sus orejas ya están en su posición definida, escucha sus propios latidos y la sangre bombeando vigorosa por su cordón umbilical. ¿No te parece increíble?

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

Tu bebé esta semana cuenta ya con un carácter único y personal que lo acompañará toda la vida y lo distinguirá para siempre: sus huellas digitales.  En este momento sus nervios son protegidos por una sustancia llamada "mielina" que le ayuda a transmitir más rápidamente los impulsos al cerebro. En las niñas, es ahora cuando se definen su útero y sus trompas de Falopio; y en los niños, sus órganos genitales externos son más visibles.

Estas semanas del segundo trimestre te traen síntomas más característicos del embarazo, como dolor de espalda, manchas en la piel y el estómago, e hinchazón de pies y tobillos por posible retención de líquidos.

Ahora que tu cuerpo ha cambiado significativamente, debes empezar a elegir la mejor postura para descansar y dormir. Recuerda mantener siempre una buena alimentación para evitar las hemorroides y mejorar tu digestión.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

18

 

Ya pesa casi 240 gramos y mide unos 16 centímetros. Sus brazos y piernas toman el tamaño apropiado para su cuerpo. Su crecimiento es más interno que externo en estas semanas y su piel aún es transparente, dejando ver sus arterias y venas. La "vernix" o capa grasa que cubre su cuerpo sigue su función de protección.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

El sistema nervioso y el cerebro de tu bebé siguen siendo las grandes y luminosas estrellas de tu embarazo en esta etapa, los cinco sentidos son mejor manejados por su cerebro lo mismo que sus movimientos, así que si aún no has experimentado sus pataleos, ya las circunstancias te lo permitirán, porque además de lo anterior, tu bebé duerme más tiempo y en su despertar, se mueve con mucha más energía.

En esta semana ya es definitivo que sientas los movimientos de tu bebé, por la fuerza como los realiza. Pero también tendrás que advertir un dolor peculiar en tu estado, llamado "dolor del ligamento redondo". Por el tamaño de tu útero, este hace que el "ligamento redondo", situado debajo de él, se estire demasiado ante cualquier estornudo o movimiento rápido que hagas. Este dolor es pasajero, y el especialista te sugerirá algunos ejercicios para fortalecer los músculos abdominales. Pero si notas que se prolonga y es muy severo, consulta de inmediato con tu médico. 

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

19

 

¡Es increíble! Tus emociones ya comienzan a ser compartidas con tu bebé! Ya puede oír, "ver" y su boca no sólo la abre para comer, sino como respuesta a sus emociones. Puedes continuar hablándole y cantándole. ¡Esto los divertirá a los dos! Sus movimientos son cada vez más notorios, y lo identificas mejor y en su interior los pulmones y el tubo digestivo continúan perfeccionándose.

Ahora  mide 20 centímetros aproximadamente y pesa cerca de 255 gramos.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

¡Qué semanas más fructíferas! ¡Es abrumador el crecimiento de tu bebé y has llegado a la mitad de tu embarazo! En esta semana además de la orina, tu bebé comienza a producir "meconio", una sustancia resultado de su ingesta de líquido amniótico, que se va alojando en sus intestinos hasta su nacimiento; ésta será su primera deposición.

A estas alturas, tu peso de embarazo ha aumentado casi 5 kilogramos. Depende de los organismos, pero las mamás aumentan de a un kilogramo por mes. Puedes sentir que se te dificulta un poco la respiración. Ésta va siendo más forzada debido al crecimiento paulatino del útero que va llegando hasta los pulmones. Tu corazón palpita más rápidamente y te sentirás algo cansada y con sueño.

 

¡Cada vez estás más embarazada!

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

20

 

Tu bebé ya ha crecido bastante y puede estar entre los 22 y 27 centímetros en esta semana número 21. Ya llegaste a la mitad del segundo trimestre de gestación y tu bebé está pesando entre 300 y 330 gramos!!  Sus movimientos cada vez son mayores y más fuertes, pero contrario a lo que se puede pensar, algunas madres aún no lo sienten.

Ahora, el bebé está ingiriendo líquido amniótico, este es el comienzo para desarrollar su sentido del gusto, así que ya sabes que todo alimento que consumas es muy probable que también lo disfrute tu bebé. Ayúdalo a conocer la diferencia en frutas y verduras y carnes y lácteos. ¡Qué rico!

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

¡En esta semana ya es imposible no saber qué sexo tiene tu bebé! ¡Qué felicidad! Pero claro, si tú y tu pareja lo prefieren, pueden dejar para el final del embarazo la sorpresa.

Para este tiempo de embarazo, sucede algo muy especial: ya se está formando la vagina en el caso de las niñas y como se ha anotado anteriormente, mediante un ultrasonido y con suerte que el bebé esté acomodado de tal manera que se pueda ver, se puede conocer el sexo.

A medida que tu bebé crece, los ligamentos que sostienen el útero van estirando y posiblemente, puedes experimentar unas picadas, que aunque son normales, no está de más que las vayas consultando con tu médico. Para contrarrestarlas ayudará mucho que hagas ejercicios suaves como caminar o en posición acostada ir acercando lentamente las rodillas al pecho. Esta etapa del embarazo es muy cómoda para ti, porque lo más probable es que ya hayan desaparecido malestares como mareos, vómitos, etc., que te acompañaron en las primeras semanas. Controlar tu peso que en general puede estar entre 4 y hasta 9 kilos de más, y ayudarte con cremas especiales prevendrán las estrías que puedan ir apareciendo en el estómago, en el pecho y las caderas.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

21

 

Cerca de los 27 centímetros y de los 360 gramos tendrá tu bebé en esta semana. Desde luego estas cifras pueden variar dependiendo de cada organismo. Pero su desarrollo va incrementando, por ejemplo, sus piezas dentarias comienzan a formarse, el páncreas sigue su proceso y ya se notan más marcados sus párpados, cejas, labios y ojos aunque el iris todavía no tiene pigmento. En este momento es posible que sientas ya sus pataditas.

Y un dato lleno de lindas emociones: en esta semana 22 continúa desarrollándose el sistema límbico que será el que controlará sus sentimientos y emociones toda la vida.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

Seguramente en esta semana tu médico recomendará, entre otros exámenes rutinarios, una ecografía morfológica. Si aún no la has tenido, es fundamental realizarla pues esta te ofrecerá la tranquilidad de comprobar el crecimiento sano y normal de tu bebé.

Esta es una semana para dormir y descansar si sientes necesidad de ello. No realices esfuerzos mayores, no utilices zapatos de tacón, ante todo piensa en tu comodidad y seguridad. Recuerda tomar mucha agua para evitar las hemorroides y complicaciones intestinales a las que puedes estar propensa.

Continúa usando cremas que tengan vitamina A y vitamina E para evitar las estrías y venas várices que puedan ir apareciendo. Muy probablemente notes que también aparecen vellos en donde antes no los advertías, esto es debido al aumento de los andrógenos. Si se presenta un salpullido en cara y pecho, utiliza jabones suaves o medicados.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

22

 

Tu bebé todo lo escucha; de sus cinco sentidos ya le funcionan 4 y sus células cerebrales crecen rápidamente. Puede estar pesando en esta semana, entre 430 y 500 gramos y mide aproximadamente 27,5 centímetros. Su cuerpo y cabeza están cada vez más proporcionados y desarrolla sus reflejos mostrando sustos, impresiones o sobresaltos incluso con un estornudo tuyo o una carcajada!!!

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

Si decidiste con tu pareja conocer el sexo del bebé, ¡diviértanse buscando su nombre!  Es una tarea que tomará tiempo y cuyo resultado quedará para toda la vida.

El bebé está creciendo con mucha rapidez, los pulmones y el sistema vascular se desarrollan vertiginosamente y su piel va dejando su aspecto arrugado para verse hermosa y tersa.

Algunas madres en estas semanas ya han visto en su estómago y en otras partes del cuerpo unas líneas marcadas en la piel. No te preocupes pues esto se debe a la hiperpigmentación que el embarazo produce. Además, pueden experimentar una picazón que se calma con las cremas que te recomienda el dermatólogo. No olvides que hidratarte ayudará mucho a suavizar estos cambios.

Aprovecha estas semanas de rápido crecimiento, tanto del organismo como de sus células cerebrales para hablarle, cantarle, "tocarlo" y sentirlo, estimulando sus sentidos. Será un placer para ti y para él, y se convertirá en todo un aprendizaje delicioso.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

23

 

Aún no puede abrir sus ojos pero tu bebé ya percibe el brillo del sol o de luces y comienza a tener reflejos de parpadeo. Como su oído interno está más desarrollado, puede tener más equilibrio en sus movimientos y posiciones. Puede estar llegando a un poco más de los 500 gramos y su medida aproximada varía entre los 22 y hasta 30 centímetros. Recuerda que para estas medidas no hay reglas exactas. Aprovecha y juega con él prendiendo y apagando una linterna cerca de tu ombligo para que le cuentes la diferencia entre el día y la noche.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

Esta semana y las siguientes son muy marcadas en el crecimiento de tu bebé, no sólo en su físico sino en sus sentidos que ya están mucho más desarrollados y le ofrecen sus primeras experiencias sensoriales.

Mamá: relajarte, descansar, evitar el estrés para que puedas dormir y para no perder el apetito, son las principales recomendaciones para esta semana 24. Debido a que tu estómago está cada vez más grande, seguramente te sentirás un poco incómoda y algunos síntomas como dolor de espalda e hinchazón de tus pies y tobillos te impedirán caminar extensamente. En estas semanas puede ser que tu médico solicite una prueba de resistencia a la glucosa.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

24

 

Como el líquido amniótico hace que las ondas sonoras viajen más rápido y tu bebé ya tiene más desarrollados sus órganos sensoriales, en esta semana oye más los sonidos de su mamá como el latido del corazón y de sus propios movimientos, así como del exterior los ruidos y la música. Lindo momento para que lo invites, con unos audífonos puestos en tu barriguita, a escuchar tu música preferida. Ahora tu bebé puede estar llegando a los 660 gramos y los 34 centímetros en sus medidas. Sigue compartiendo largas y divertidas charlas con tu bebé!!

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

Los pulmones de tu bebé se están preparando para funcionar en esta etapa. Generan una sustancia que evitan que las paredes de estos se unan, así se alistan para su funcionamiento normal. Además, su nariz se está comenzando a abrir y sus cuerdas vocales se preparan para trabajar. ¿No te parece increíble?

No te lo vamos a negar, puede que a esta semana 25 de embarazo sientas molestias de cambios que aparecen, como picazón en el recto. Tus tobillos y pies se hinchan y te cansas más rápido al hacer tus ejercicios. Para suavizar estos síntomas, debes descansar cuando tu cuerpo te lo pida, no te excedas, pon tus pies en alto para que la sangre fluya, realiza los ejercicios de Kegel que se basan en contraer y relajar el músculo pubococcígeo o del suelo pélvico en repetidas ocasiones, para incrementar su fuerza y resistencia.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

25

 

Tu bebé continúa inhalando y exhalando líquido amniótico que le dará la preparación para respirar al nacer. Su ritmo cardíaco va de 120 a 160 latidos por minuto. Y los vasos capilares en sus pulmones están desarrollándose. Todas son buenas noticias.

Como anotábamos, su cerebro le está permitiendo reaccionar a sonidos como música o conversaciones y también al sonido de tu voz, de manera que háblale y escucha canciones que a los dos los divertirán. Durante estas semanas de final del segundo trimestre los párpados de tu bebé pueden comenzar a abrirse, por eso percibe la luz exterior. Ya está midiendo aproximadamente 35 centímetros y tiene casi un peso de 760 gramos. Durante las próximas 14 semanas, probablemente triplicará su peso debido también a la grasa que lo está protegiendo.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

¡Qué energía tiene tu bebé en esta semana! Gracias a que se relaja durmiendo o chupando su dedo, el despertar es lleno de movimientos y pataditas como respuesta a los estímulos externos que percibe más nítidamente como sonidos y luz. Este es un gran indicio de que su cerebro se va desarrollando adecuadamente. Son movimientos más notorios y visibles, que incluso quienes están cerca de ti querrán sentirlos cuando ponen su mano sobre tu barriguita.

¿Estás comenzando a sentirte algo incómoda por el tamaño de tu estómago? Tienes razón, tu útero está 6 centímetros por encima de tu ombligo y desde ahora sumará un centímetro cada semana. Ahora irás subiendo de peso, unos 350 gramos por semana. Si detectas que estás muy por encima de esta cifra, balancea tu alimentación, consume más fruta, evita excesos de harina y grasas. Los molestos cambios como el incremento del flujo vaginal y la picazón de tu piel por el estiramiento de la misma y el dolor de espalda continúan, así que no dejes de lado los consejos y sugerencias de tu médico. Si tienes insomnio acude al ejercicio en las horas de la mañana y para evitar ir al baño en la noche, reduce la toma de líquido cerca de la hora de acostarte. ¿Y el sexo en la semana 26? Es parte de tu bienestar y con ayuda de tu pareja encontrarás la manera más adecuada de realizarlo.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

26

 

©2019 Mi Embarazo S.A.S Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial o total.

Bogotá, Colombia.

Al dar clic en 'Quiero suscribirme', aceptas las políticas de privacidad de Mi Embarazo S.A.S