19 de oct. de 2018

Hay madres que...

0 comentarios

Editada: 31 de oct. de 2018

 

Están las madres que cocinan croquetas de quinoa y kale, y las que improvisan unas regias bombas de papa con el puré que sobró anoche. A la hora del té, las que tienen un don preparan muffins de ciruela orgánica, y, el resto, simplifica con galletitas de paquete mojadas en Nesquik.

 

Las que prefieren la papilla miran con horror a las fundamentalistas del método BLW. En las tardes de lluvia hay quienes hacen masa casera, y también están las que prenden la tele y a otra cosa mariposa. Hay madres que persiguen a sus hijos con el alcohol en gel y hay quienes, más relajadas, comulgan con la filosofía de que ensuciarse hace bien. Algunas llevan la bandera del colecho y recitan muy orgullosas todos sus beneficios, y si tu hijo duerme solo desde los tres meses, de golpe dudás. Algo parecido pasa con la forma de nacer.

 

No conozco una sola madre que haya tenido cesárea que no sienta, al menos, un dejo de tristeza, mientras escucha el relato de parto de quien parió con dolor y sin anestesia como una leona salvaje. Lo triste, en realidad, es que esa tristeza es provocada por otras madres que no saben que a las palabras, a veces, no se las lleva el viento, y pueden lastimar.

 

La tan mencionada lactancia no se queda afuera. Según la Organización Mundial de la Salud hay que sostener la lactancia hasta los 24 meses. Ok, vení vos a dar de mamar, OMS. Las que lo consiguieron se regodean en ello y aquellas que no pudieron se sienten pésimo. Porque de verdad, hay quienes NO pudieron y eso las persigue cual fantasma. También las persigue la culpa, se sienten en falta.

Veo una suerte de carrera de madres para ver quien se sube al podio por ser la mejor. La más paciente, la más dedicada y la más amorosa. Pero las madres también gritan y pierden la paciencia, sacan el Ipad para salir del paso y prenden la tele. No hay nada de malo en eso. Competencias de partos y de lactancias sin sentido. Madres que se sienten mejores que otras, porque parieron con dolor y porque amamantaron hasta donde "había que hacerlo". Otras que se frustran porque no llegaron. Madres que se suben a modas pasajeras con las que no se sienten a gusto. Veo competencias para ver quién cocina más sano, quién organiza los mejores cumpleaños y quién cría con más apego. Quién volvió a su peso más rápido y quién le cuesta desprenderse de esos kilos rebeldes.

No me gusta esta versión de madres extremistas, que compiten, que miran de reojo y que juzgan. Prefiero las que son empáticas, las que pueden ponerse en el lugar del otro y las que te dan una mano. Las que entienden que cada una hace lo que puede con lo que tiene, y que no hace falta levantar el dedo acusador. Es simple, no sé porqué lo complicamos tanto. Es hora de relajar, de bajar la guardia, de mirar para adentro y no tanto para afuera. De dar lo que podemos y de soltar lo que no pudo ser. De dejar de competir entre nosotras, porque ahí están ellos, mirándonos y aprendiendo. Quizás unidas lleguemos más lejos.

Escrito por Mechi Manrique 💕

 

Entradas más recientes
  • 4 cosas que puedes hacer si tu hijo está teniendo pesadillas: 🖤 Sé empática: Puede ser agotador una pesadilla tras otra pero, aunque los adultos podemos controlarlo y calmarnos a nosotros mismos, para los niños es una experiencia real y no saben cómo manejarlo. Sé paciente y diles que los acompañas en sus miedos. 🖤 Encuentra la razón o lo que desencadena las pesadillas: Hay agentes externos que pueden facilitar la aparición de las pesadillas: encuentra qué está viendo, qué tipo de contenido está consumiendo, etc. 🖤 Háblale sobre las pesadillas: Cuéntale que no son reales, ayúdalo a desarrollar formas de calmarse y ejercicios de respiración. Enseñarle a pensar en cosas que lo hacen feliz también funciona. 🖤 Ten un plan de emergencia: Saber cómo hablarle, dejar su puerta abierta para escucharlo y tener 'una cobija extra' en su cama para quedarse con él de ser necesario.
  • 💕 Déjalo que escoja un regalo para su nuevo herman@: Le ayudará a generar una conexión con el bebé antes de que haya llegado. 💕 Mucho depende de ti: Tu actitud ante tu hij@ y ante el bebé influirá sus sentimientos. Tómate el tiempo de decirle cuánto lo amas para que se sienta más segur@. 💕 Hablar, hablar y volver a hablar: Hablar con tus hijos es la clave. Responde a todas sus preguntas, cuéntales cómo te sientes, pregúntales cómo se sienten, diles que los amas. 💕 Cómprales un 'muñeco bebé': Podrás enseñarle cómo tratarlo, cómo ser responsable y a desarrollar una conexión y entendimiento del nuevo bebé que está por llegar. 💕 Diles que su 'trabajo' será 'cuidar del bebé': Le dará un sentimiento de responsabilidad y pertenencia. Esto ayudará a mantener lejos los celos. 💕 Al volver a casa después del parto: Pon al bebé en su cuna y saluda con todo el amor a tu hijo que te ha estado esperando en casa. Así entenderán que siguen siendo importantes, se pondrán felices por tu regreso y les será más fácil aceptar la nueva situación. Para leer más sobre embarazo & maternidad, visítanos en: www.miembarazo.com.co
  • Se acerca la época de vacaciones y debes tener en cuenta: ☀️ Al momento de dormir, vístelo con un body de algodón y cúbrelo con una sábana fresca. ☀️ Evita las horas de mayor sol. Sácalo en las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde. ☀️ Si hace mucho calor, mantenlo hidratado y protégelo del sol. ☀️ Si es menor de 6 meses, siempre hidrátalo con leche materna. ☀️ Pónle una camiseta blanca y un gorrito, le dará extra protección. ☀️ En casa, la temperatura ideal es entre 21° y 26° celsius. ¿Qué otros tips tienes para proteger a tu bebé del sol?

©2019 Mi Embarazo S.A.S Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial o total.

Bogotá, Colombia.

Al dar clic en 'Quiero suscribirme', aceptas las políticas de privacidad de Mi Embarazo S.A.S