Tercer trimestre

Semana

Tu bebé ya tiene hipo, no es sonoro, pero lo percibirás como pequeños espasmos. Si tu pareja acerca el oído a tu estómago, ya podrá oír los latidos del corazón del hijito!! ¿Te imaginas la maravilla?

Sus párpados ya se abren y se cierran y sus pulmones, que son los últimos en madurar, van por buen camino pues están segregando una sustancia que ayudará a mantenerlos fuertes hasta su nacimiento. Esta semana pesa 800 gramos y puede ser que un poco más. Mide cerca de 34 centímetros.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

¡Estás finalizando el segundo trimestre de tu embarazo! ¡Felicitaciones! Ya es hora de comenzar a prepararte para el parto. Tu bebé también se alista, se está acomodando en tu vientre para nacer. Ya es hora de que te informes sobre los cursos prenatales. Allí encontrarás respuesta a las inquietudes que tengas y te ayudarán a manejar el nerviosismo, la ansiedad y el estrés. Recuerda que eso influye en el ritmo cardíaco del bebé.

Algunas madres sentirán contracciones esporádicas, otras mamás no, los dos casos son normales pero si llegaras a notar sangrado o alguna pérdida de líquido con ellas, o sí cuentas más de 5 en una hora, consulta inmediatamente a tu médico.

A medida que pasan las semanas, aumentan los malestares que son normales pero muy molestos, como la flatulencia, los calambres y el reflujo. Los dolores de espalda son más marcados, por lo que se aconseja usar una faja que sostenga la barriguita de manera que se disminuya el peso sobre la zona lumbar.

La acumulación de líquidos te produce hinchazón de pies, manos y tobillos. Si tienes cansancio excesivo, es mejor informarlo a tu médico, puede ser anemia, él te indicará el suplemento de hierro que te devolverá a los niveles normales y con el que recobrarás tus energías.

Como tu pecho ha aumentado, está muy sensible y delicado. Aún así hazte el examen regular y si notas algún cambio, consúltalo de inmediato con tu médico.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

27

 

Esta semana tu bebé no solamente parpadea, tose, tiene hipo, succiona, sino que su sueño ya entra en la fase REM, es decir, que tiene un movimiento ocular rápido lo que indica que está soñando!! Sus primeros y dulces sueños, ¿con quién soñará? Contigo, claro.

Su piel ya no está tan transparente debido a que la queratina se está fijando en ella. El finísimo vello, el lanugo, cubre toda la piel, salvo en la palma de las manos, la planta de los pies y alrededor de los labios.

Tu bebé está alcanzando el primer kilogramo en su peso y puede estar llegando a medir 37 centímetros.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

Finalizas el segundo trimestre y tu bebé ya ha alcanzado un desarrollo casi total. Su sistema nervioso está tan avanzado que algunos estudios aseguran que su cerebro puede estar reuniendo sus primeros conocimientos. Es por esto que sus recuerdos iniciales sean al nacer, el sonido de tu voz y las canciones que escuchabas durante tu embarazo. ¡Es emocionante!  Ir planeando todo acerca del parto te ayudará a tener calma y alejar la ansiedad. Invita a tu pareja al curso psicoprofiláctico o de preparación al parto, pues será de gran ayuda para los dos.

¡Qué bien! Tu bebé está ya muy acomodado, ¡alistándose para nacer! Sin embargo esta alegría no evita que sientas la presión que él hace sobre el nervio ciático (cruza la parte inferior de la espalda, las nalgas y las piernas)  causando dolor y algunas punzadas. La vejiga también oprimida por el peso y el tamaño de tu bebé aumentará la frecuencia para orinar y el continuo desplazamiento del estómago te produce la acidez que aumenta en estas semanas y te produce reflujo. Ensaya desayunar con granadillas. ¡Ahora sí estás a pocas semanas de tener a tu bebé en brazos!

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

28

 

¡Tu hermoso bebé se dedicó a crecer! A partir de ahora necesitará muchas más proteínas que le ayudarán a formar sus músculos, así como vitaminas, hierro y calcio. Su peso ya puede estar entre 1 kilo y 250 gramos y un poco más, y medirá aproximadamente 40 centímetros. Como ya sabe moverse plácidamente, va a estar acomodándose. Eso sólo significa que se hará sentir más, ¡y notarás sus pataditas!

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

Esta semana es el inicio de tu tercer y último trimestre!! Ya puedes comenzar la feliz cuenta regresiva para ver a tu bebé.

Es una etapa muy emocionante porque tu bebé ha alcanzado un definitivo progreso en todos sus órganos y sobre todo en sus sentidos sensoriales, ya que sus células nerviosas se multiplican, se ha desarrollado su cerebro y comienza a controlar su temperatura corporal alistándose para su nacimiento. Es decir, a partir de este momento su proceso de crecimiento y aumento de peso va en ascenso. 

¡Sentir a tu bebé te dará día a día más alegría!

Tu útero ya llega hasta la caja torácica, así que lo sentirás mediante contracciones, por ahora no dolorosas,  pero que te indicarán sus movimientos. Se considera normal si notas máximo 5 contracciones por hora. Si aumentan o disminuyen debes consultarlo con tu médico, él te dirá si puede ser que tu bebé quiere adelantarse.  En este caso, sería prematuro, pero no te preocupes pues su desarrollo en esta etapa le permitirá un nacimiento exitoso.

Tu especialista te indicará mejorar la ingesta de calcio, hierro y ácido fólico. Es posible que en las noches tus cambios de posturas, debido a tu estómago en crecimiento, no te dejen dormir. Una recomendación para estar más cómoda en tu cama, es colocar una almohada entre tus piernas. Verás lo bien que te sientes.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

29

 

El aumento de peso en tu bebé continúa gracias a nuevas capas de Vérmix, la grasa que se fija en su piel para regular su temperatura. Sus rasgos están muy bien definidos y como poco a poco tiene menos espacio para moverse, juega con su cordón umbilical. Sus sentidos despiertos le permiten estar muy atento al movimiento de las luces externas que ya las puede seguir. En estas semanas, si tu bebé es hombrecito, comienzan a descender sus testículos. Su peso puede estar entre los 1.250 y los 1.300 gramos y estará llegando a los 42 centímetros en su medida.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

¿Cómo van los preparativos para recibir a tu bebé? La cuna, la ropa, la habitación y la maleta para ir a la clínica deben estar listas para el nacimiento. Ya habrás comenzado el ejercicio que te indican los médicos, y si aún no has probado la relajación, la meditación o la gimnasia pasiva, es hora de comenzar!  El yoga o el shiatsu (método de masajes), te ayudarán con tu estado de ánimo, que por estas semanas puede estar muy alterado, y te serán muy útiles especialmente para fortalecer músculos para el trabajo del parto, para controlar los dolores y las contracciones.

En este último trimestre puedes detectar fácilmente los cambios de tu cuerpo, esto te ayudará a manejar los normales acontecimientos, como las hemorroides que las podrás suavizar hidratándote más, aplicando una crema rectal recetada por tu médico. Así mismo deberás controlar tu tensión arterial y te tomarás tu tiempo para descansar y poner en alto las piernas para disminuir así la hinchazón de los pies.

Podrás tener pérdidas de orina desde unas semanas atrás, entonces debes fortalecer los músculos específicos para lo cual existen los ejercicios de Kegel que te habrá suministrado ya tu especialista. Los huesos de la pelvis se comienzan a alistar para permitir el paso de tu bebé al nacer. Necesitarás controlar tu peso, pues  habrá dos factores que incidirán, por un lado la retención de líquidos producida por tu alta generación de progesterona y por otro lado la grasa corporal que aumenta debido a que hay más producción de estrógenos.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

30

 

Durante las próximas 9 semanas, es posible que tu bebé duplique su peso. Por ahora, puede estar alcanzando los 1.500 gramos y estará entre los 40 y 43 centímetros de longitud. Todo en él va aumentando a excepción del lanugo, el vello en su piel que lo ha protegido, pues ahora va disminuyendo. Aunque el bebé va ganando talla cada día, aún continúan desarrollándose algunos procesos que vienen de semanas atrás, como la maduración de sus pulmones o su aparato digestivo. ¡Sus ojos y oídos están cada vez más afinados! Sus riñones ahora producen casi medio litro de orina, y si aún no ha acomodado su cabeza hacia abajo, pronto lo hará.

¡Definitivamente, un milagro de vida en pleno crecimiento!

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

¡Continúa la planificación para el nacimiento de tu bebé!  En estas semanas ya han aparecido o van a aparecer las primeras contracciones, llamadas de Braxton Hicks. No son las definitivas y pueden o no ser dolorosas, depende de cada organismo. A medida que van surgiendo las vas identificando y te sirven para alertarte de las verdaderas contracciones del parto. Además de esta "preparación" física, debes acudir, como anotamos en anteriores semanas, a ejercicios de relajación o de yoga para que también psicológicamente estés lista para el momento feliz del nacimiento de tu bebé.

 Las primeras contracciones son cada vez más fuertes, recuerda estar muy atenta al número de ellas, ya que no pueden ser más de 5 por hora. Para tener certeza de ellas, puedes acostarte en la cama y con mucha serenidad detectarlas. Tu respiración puede ser cada vez más variada debido a que tu bebé ocupa parte del espacio de tus pulmones, así como de tu estómago. Tus senos están generando la primera sustancia previa a la leche. Entonces es factible que comiences a notar que sale  "calostro”. Las nuevas sensaciones y cambios físicos y psicológicos debes comentarlos con tu médico. A estas alturas resulta importantísimo que tu tensión arterial esté perfectamente controlada. Evita la acidez estomacal con comidas livianas en la noche.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

31

 

¡En sus marcas, listos...! Tu bebé está casi listo, su tamaño, sus órganos, todo va en orden para nacer. En estas semanas, los bebés que aún no han conseguido su posición para su nacimiento, la irán buscando.

 

Aunque se considera que algunos no lo hacen -por lo menos el 4 por ciento de los bebés, llegan de colita-. Sus uñas ya llegan a la punta de los dedos. Pesa casi 1.800 gramos y mide entre los 40 y 43 centímetros.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

Como tu bebé está más cerca del nacimiento, sus medidas son mayores y por ello, sus movimientos son cada vez más notorios. No dejes de estar controlándolos. Si son menos o más de cinco diarios, recuerda consultarlo de inmediato con tu ginecólogo.

En esta semana hay algo muy importante que debes tener en cuenta: consulta con tu especialista necesariamente antes del parto, sobre guardar sangre del cordón umbilical con el propósito de usar más adelante las llamadas CÉLULAS MADRE, que sólo las encontrarás en el cordón umbilical de tu bebé.

 

Es una gran y segura alternativa que ayudará a contrarrestar enfermedades posteriores ya sea de tu bebé o incluso de algún otro miembro de la familia. Pregunta por los métodos y opciones para realizarlo.

 

Tu estómago está alcanzando su máximo tamaño estas últimas semanas. Y como el peso del mismo es mayor, tu equilibrio puede estar algo alterado, por lo que es recomendable que no realices acciones que dependas solo de ello. Quizás tengas algunas pérdidas de sangre y de líquidos por la vagina. Todas las novedades debes comunicarlas a tu médico. Por más normales que puedan ser, es mejor mantenerlo informado de ellas. Como ya estás próxima al parto, realiza mucho ejercicio de respiración, que seguramente ya te habrán exigido. Tal vez tu especialista exija una última ecografía, exámenes de sangre, orina, microbiológico vaginal y doppler. Todos van encaminados a controlar tu estado. Recuerda que todo se hace por tu bien y por el de tu bebé.

¿Aún no has participado en cursos de preparación para el parto? Elige el que más te agrade y comienza ya!!!

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

32

 

Llegando casi a los 2 kilos de peso y aproximadamente a los 45 centímetros de altura, tu bebé también ha desarrollado el tamaño de su cerebro. Y los movimientos rápidos de sus globos oculares mientras duerme, permiten creer que está soñando.

Para el momento de su nacimiento cuenta con una reserva energética de grasas. Aunque muchos bebés nacen con mucho pelo, en especial los de cabello oscuro, el vello que lo ha acompañado y protegido hasta ahora, el lanugo, va desapareciendo poco a poco para darle paso a una hermosa piel rosada.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

El tamaño de tu bebé hace que las contracciones sean más fuertes y más notorias. Además, él ha desplazado líquido amniótico que era la sustancia que amortiguaba sus pataditas y los movimientos de sus codos. Ahora se definen más en tu estómago, como abriéndose paso. !Realmente los vas a sentir!

Tus pechos ya están preparándose para la lactancia. Están más grandes y sin presionarlos, pueden comenzar a expulsar calostro, el líquido que precede a la leche materna. Es posible que semanas atrás lo hayas notado. Si no es tu caso, estas últimas semanas de embarazo deberás darle la atención pertinente. Para hidratarlos, masajéalos con productos especiales que recomiende el médico.

Muy probablemente amanezcas un día con tus manos algo rígidas y con dolor. Es el síndrome del túnel carpiano, resultado de la inflamación de los nervios de las manos producida por la alta retención de líquidos, normal en esta etapa de embarazo.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

33

 

Su cerebro sigue su crecimiento y esto hace que el bebé duerma un poco más. ¡Las conexiones cerebrales se siguen desarrollando a una velocidad increíble! Reacciona ampliamente a estímulos y aunque duerme más, es importante que tengas en cuenta que estos estímulos a veces serán los que eviten que descanse. Recuerda que tu estado anímico y las actividades que realices lo afectan. Busca siempre la manera de darle tranquilidad y descanso.

En esta semana tu bebé puede estar pasando los 2 kilogramos de peso y puede tener entre 45 y 47 centímetros aproximadamente.

IMPORTANTE:
Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

Durante el parto o unas semanas antes de éste, algunas madres tendrán una pérdida de líquidos y sangre o un flujo gelatinoso. Esto es debido a que el llamado Tapón Mucoso, que durante todo el embarazo ha protegido al útero de infecciones y enfermedades, se desprende. Es totalmente normal, pero comunícalo a tu médico tan pronto lo notes. Los síntomas de preparto pueden ser días o incluso semanas antes del parto, el momento lo definirá tu médico.

Semanas atrás has experimentado las contracciones de Braxton Hicks. Ahora, ya puedes determinar que las nuevas que sientes son las reales y las puedes diferenciar claramente. A medida que avanzas hacia el momento del parto, éstas van siendo más regulares; el cuello del útero comienza a dilatarse. Tus hormonas alteran tu visión en diferentes formas, pero casi siempre son cambios pasajeros. En esta semana posiblemente hayas aumentado entre 8 y 15 kilogramos de peso y tengas ya mucha dificultad para acomodarte en tu cama y para dormir.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

34

 

Si tu bebé aún no ha alcanzado la posición "cefálica" para su nacimiento y a medida que pasa el tiempo no se ve que la vaya a adoptar, tu médico indicará planear una cesárea. Si al contrario, está colocado de cabeza, su cabecita está blanda y suave para así facilitar el paso y hacer más cómodo  el momento del parto. Mientras duerme, su cerebro y su sistema nervioso se van fortaleciendo.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN EL CUERPO:

Tu bebé está listo, si se adelantara el parto, podría sobrevivir pues está preparado en cada uno de sus órganos y sentidos. Lo único que tiene que hacer de ahora en adelante es aumentar de peso. En estas últimas semanas, el cuerpo de mamá transferirá a su bebé la inmunidad contra las enfermedades infantiles más comunes, protegiéndolo hasta el momento en el que reciba sus primeras vacunas.

En estas últimas semanas de embarazo el médico te ordenará estudios más enfocados con el fin de diagnosticar y tratar posibles infecciones que puedan afectar al recién nacido. Uno de estos estudios es el cultivo para Estreptococo Beta Hemilítica.

Controla siempre tu tensión arterial, cuenta los movimientos de tu bebé y confróntalos con los que el médico te ha indicado para detectar cambios que puedas consultarle. Tu vejiga está más presionada, y por esto, aumentarás la frecuencia para orinar y quizás al estornudar, reír o toser, tengas pequeñas fugas de orina. Para ello puedes usar protectores diarios para que estés tranquila y recuerda: no dejes de hidratarte.

¡Organiza y planea todo lo que tiene que ver con el viaje al hospital y el regreso a casa con tu bebé!

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

35

 

¡En cualquier momento tu bebé podría nacer! Adelantarse un poco no le traerá complicaciones pues como ya hemos dicho, sus sistemas circulatorio, muscular, nervioso y respiratorio están muy desarrollados para este momento. Desde luego que culminar las 40 semanas es el tiempo ideal para continuar creciendo y fortaleciéndose. El sistema digestivo estará listo cuando haga su primer movimiento de chupar el pecho o el biberón. En esta semana de gestación tu bebé puede estar llegando a los 50 centímetros y puede estar pesando los 2.800 gramos.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

Los síntomas que acompañan a las madres en las últimas semanas de embarazo probablemente continúen: hinchazón de manos y pies, hemorroides, jaquecas y otras molestias como el cansancio por no poder dormir cómodamente.  Esta es información que debes ir teniendo en cuenta para comentarle siempre a tu médico.

Si eres mamá por primera vez, tal vez te confundan algunos síntomas de preparto y pienses que ya es la hora del nacimiento. Frecuentemente, estos síntomas se dan semanas o días antes y solo el médico te dirá cuál es el momento. Alista la maleta, organiza tus ideas para que puedas tener todo efectivamente planeado.  ¡Una mamá precavida vale por dos!

Para contrarrestar la hinchazón de tus pies, descansa con ellos en alto por lo menos 20 minutos en las tardes, esto además, te permitirá una mejor circulación de la sangre. Puedes subirlos sobre un par de almohadas cuando estés recostada.

¡Habla más con tu bebé!, pronto te darás cuenta de que tu voz lo alegrará y te reconocerá cuando estén frente a frente.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

36

 

Tu bebé continúa ganando peso y está más que listo para nacer. Aún así, sigue acumulando grasa, casi 15 gramos por día para estar más fuerte. Mide entre 48 y 50 centímetros y pesa aproximadamente 2.8 kilogramos.

Recuerda que tus emociones lo afectan y tus palabras, tus caricias y cantos los percibe cada vez mejor. Su cerebro, cráneo, uñas y cabello han crecido ofreciéndole condiciones perfectas para su nacimiento.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

¡Qué alegría!  Es incomparable la emoción de saber que estás tan cerca de tener en tus brazos a tu bebé!

Ahora debes tener en cuenta diferentes aspectos que te ayudarán a estar lista para recibir a quien ha estado contigo tanto tiempo en tu barriguita : uno de ellos muy importante es la opinión de tu ginecólogo respecto al momento del nacimiento, si será por parto natural o por cesárea, dependiendo, entre otras razones, de la posición en la que se encuentre el bebé.

Todos los exámenes que el médico indique debes tenerlos a la mano lo mismo que los documentos que la Clínica exija y que necesites para registrarlo. Aclara todas las dudas que van surgiendo con el final de tu embarazo. Aún hay tiempo.

¡Alista ya las maletas para el gran viaje de tu vida!  Con las señales de alarma que el médico te advierta, sabrás que el momento está próximo y tu equipaje debe contener lo esencial para ti y para tu bebé. El médico a su vez realizará otras pruebas, como control de pelvis, ecografía para conocer la posición del bebé, etc. En cuanto a tus cambios, puede ser que sientas más reflujo por lo que debes recordar disminuir harinas y grasas en tu alimentación para así aliviar esa molesta sensación.

Prepara tus senos para la lactancia hidratando los pezones con crema de caléndula.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

37

 

En la semana 38 el bebé pesa casi 3 kilogramos y está cerca de los 50 centímetros de estatura. El médico te ordenará un Monitoreo Fetal para comprobar que todo esté bajo control. En este momento, la Vérmix (grasa que cubre su cuerpo) se disuelve un poco y la sensación de estar rodeado de líquido, es mayor.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

Seguramente tienes sentimientos encontrados: felicidad, ansiedad y de pronto temor a las contracciones que vienen con el trabajo de parto. ¡Relájate! ¡Ante todo mucha calma! El curso de preparación al parto que tomaste con tu pareja para apoyarte y el médico con sus guías, son las herramientas apropiadas que te asegurarán el manejo ideal para soportarlas. ¡Tu embarazo ha llegado "a término" y en cualquier momento puede nacer tu bebé! Aunque ten presente que solamente el 5% de los bebés nacen el día que el médico ha pronosticado. Mientras tanto tu familia estará feliz adivinando la fecha y quizá en más de un shower se haya realizado una apuesta. 

Algunas mamás dejan de aumentar de peso en las últimas semanas. Otras siguen aumentando hasta un poco antes del parto. Estás más pesada y cada vez tienes un poco más de dificultad para dormir y para acomodarte. Habrás notado que tu ombligo se ha estirado mucho debido al tamaño de tu estómago. Este es el momento para una foto en contraluz, de este modo recordarás cuánto creció tu barriga.

Las señales de alarma están cada vez más cerca, es por ello que debes estar atenta a la pérdida de líquido que puedes confundir con una pérdida de orina. Si aún descansando notas que continúa esta pérdida, debes llamar al médico pues puedes estar entrando en trabajo de parto. 

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

38

 

Tu bebé es lo suficientemente fuerte: pesa alrededor de 3 ó 3 kilos y medio y mide casi 52 centímetros. Como su desarrollo está tan completo para el nacimiento, no hay más cambios a excepción del crecimiento de sus medidas. Aunque sus movimientos han disminuido por el poco espacio que ya tiene, seguirá haciéndolo hasta el momento del parto. Consulta a tu médico si notas que su actividad se ha reducido considerablemente. A veces masticar hielo, ponerle música o encender el secador de cabello lo harán reaccionar.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

¡Vives días de gran expectativa en estas semanas, pues tu bebé te puede sorprender con su llegada en cualquier momento! Con la proximidad del nacimiento, el bebé va alistando su salida, va descendiendo a medida que las contracciones lo impulsan y el cuello uterino se va dilatando y adelgazando para darle paso a su pequeño cuerpo. Las contracciones son más regulares y rítmicas, por ejemplo, una cada 5 minutos, en lapsos de 40 ó 60 segundos. Si esta intensidad se mantiene o aumenta... ha llegado el momento! ¡Pronto serás mamá!

Tal vez los nervios estén a flor de piel por la cercanía del parto. Lo mismo que la alegría por ver a tu bebé. Tu estómago ha llegado a su máximo tamaño y tu cansancio ha llegado a sus límites. Trata de descansar, repasa las instrucciones del médico así como las recomendaciones del curso psicoprofiláctico o de preparación al parto. Recuerda los síntomas de alarma: "romper fuente" es la señal más importante, es un flujo importante de líquido que sale por la vagina. Tu médico te hará un tacto vaginal para comprobar la dilatación del útero y así, podráindicarte con un poco más de precisión cuál puede ser el día del nacimiento.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

39

 
 

¡Sólo tu bebé sabe cuando nacer! El 5% de los bebés nacen en la fecha precisa sobre la que se ha calculado el tiempo. El 30% llega semana antes de esa fecha y el 65% sobrepasan dicha fecha. Así que no te preocupes. El médico te indicará si es recomendable estimular el nacimiento o ya te habrá informado si considera necesario realizar una cesárea. Cualquier decisión que tome será siempre la mejor para el bienestar de los dos.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

CAMBIOS EN TU CUERPO:

¡Ha llegado el momento, prepárate para cargar en brazos a tu bebé!.

La duración del parto es diferente para cada mujer. Si eres primeriza probablemente esta fase se demorará un poco más que en las mamás con sus segundos partos, pues los tejidos necesitarán más tiempo para dilatarse.

¡Felicitaciones, todo ha pasado ya! Tus nervios y ansiedad del momento del parto se han convertido en alegría indescriptible y amor pleno. Finalmente, después de tanto tiempo y ansiedad tienes en tus brazos a tu bebé! Puedes contemplar su carita, sentir cada milímetro de su piel, verlo a los ojos y llenarte de emoción al darte cuenta cómo reacciona al oír tu voz... ¡La voz de mamá!

Culminaste exitosamente un proceso emocionante y ahora entras en uno nuevo y es criar y ayudar a crecer emocional y físicamente a tu bebé. Lo harás muy bien.

IMPORTANTE:


Estas notas te presentan la idea general del desarrollo de un bebé. Algunos fetos podrán ir a un ritmo de formación y crecimiento diferente, pues cada bebé es un ser único desde la concepción.

40

©2019 Mi Embarazo S.A.S Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial o total.

Bogotá, Colombia.

Al dar clic en 'Quiero suscribirme', aceptas las políticas de privacidad de Mi Embarazo S.A.S