El primer baño del bebé 🛁

Una de las preocupaciones más recurrentes para los papás es el momento del primer baño del bebé recién nacido. ¿Cómo hacerlo? ¿Se puede bañar cuando no se le haya caído el cordón umbilical?


Es muy importante bañar al bebé pues así se previenen infecciones o la temida pañalitis. Además, ayuda a fortalecer el vínculo de los papás con el bebé.


Recomendaciones

•  Desde los primeros días se puede bañar al bebé con agua tibia, cuidando que no le caiga agua sobre la herida el ombligo.


• Algunos pediatras recomiendan no bañar al bebé hasta que cicatrice el ombligo, aproximadamente entre cinco y diez días después de nacer. ¡Consúltelo con su pediatra!


•  Utilice jabón neutro, sin perfume ni agregados que pueden irritarle la piel al bebé.


•  Enjuague por completo el jabón. Dejar residuos puede causarle sarpullido.


•  Cambiar el pañal cada vez que defeque y limpiar con agua tibia.


•  No usar cremas ni aceites en los bebés recién nacidos. Los talcos están contraindicados pues el bebé puede aspirarlos.


•  Prepare con tiempo la tina, toalla, jabón, esponja, pañal y la ropa del bebé.


•  Llene la tina con agua tibia (entre 35ºC y 37ºC) con una profundidad de 10cm.


•  Se recomienda no tener baños muy largos, entre 10 y 15 minutos está bien.


•  Use productos especiales para la primera etapa del bebé.


•  Genere una rutina de baño. La mejor hora es en la mañana o en la noche antes de darle leche.


•  Sostenga su cabeza con la mano derecha y con la izquierda límpielo con la esponja y enjuague.


Es importante que conozca también cómo cuidar y limpiar el ombligo del bebé recién nacido.

Al dar clic en 'Quiero suscribirme', aceptas las políticas de privacidad de Mi Embarazo S.A.S

©2019 Mi Embarazo S.A.S Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial o total.

Bogotá, Colombia.