8 Recomendaciones para manejar los cólicos de mi bebé 😫

Desde la tercera semana hasta aproximadamente el cuarto mes de nacido el bebé sufre de cólicos, dolores abdominales muy frecuentes e intensos que son producidos por gases intestinales o por intolerancia a algunos alimentos como la leche.


¿Qué hacer cuando el bebé tiene cólicos?

No todos los bebés son propensos a tener cólicos pues influye mucho su microflora intestinal. Otras causas son: inmadurez de su sistema digestivo, cambios frecuentes de leche o alimentarlo en cantidades mayores a las requeridas para su edad.


Recuerda que tu bebé es muy sensitivo y él percibe tus emociones. Así que trata en lo posible de no angustiarte con su llanto pues esto también le incrementará su malestar.


¿Cómo saber si tu bebé tiene cólicos?


Si llora más de 3 horas durante 3 días seguidos por una temporada de 3 ó 4 meses, posiblemente sean síntomas de cólicos.

Otro síntoma puede ser, además del llanto incesante, el estomago inflamado. En este caso la mejor forma de aliviar sus molestias es por medio de un masaje.


Recomendaciones

•  Los médico recomiendan que la mamá lactante cuide su dieta pues algunos alimentos se transmiten por la leche materna. Evite consumir café, chocolate, coles, brócoli, frijoles y soya pues estos generan gases que afectan al bebé y le producen los dolorosos cólicos.

•  No confundas los síntomas de los cólicos con otras enfermedades, si el bebé tiene vómito y diarrea, esto no tiene nada que ver con los cólicos. Consulta con tu médico si además del dolor existen otros síntomas.

 Fórmulas caseras siempre dirigidas por el pediatra como un té de hierbas, colocar una toalla seca y tibia en su barriga.

•  Asegúrate que eructe siempre después de comer,  poniéndolo verticalmente y dándole palmaditas en la espalda.

•  Distraerlo paseándolo, cantándole suavemente, frotándole la espalda, arrullándolo en su regazo o colocándolo en una mecedora, serán acciones que le ofrecerán momentos de relajación.

•  Prueba también los biberones antireflujo.

•  Lleva a tu bebé en portabebés que le permiten tenerlo en una posición favorable para evitar los cólicos.

•  Llénate de calma y cuando te sientas muy abrumada, pide apoyo. Piensa que si el bebé te percibe bien le será más fácil tranquilizarse y sentirse seguro. Recuerda que en este tema, la asesoría del pediatra es fundamental.

Al dar clic en 'Quiero suscribirme', aceptas las políticas de privacidad de Mi Embarazo S.A.S

©2019 Mi Embarazo S.A.S Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial o total.

Bogotá, Colombia.